TORTA FÁCIL DE NARANJA Y ALMENDRAS (SIN TACC Y SIN LÁCTEOS)

Vi esta receta hace un par de años en un programa de cocina de Nigella Lawson (una muy conocida cocinera inglesa), y me tentó muchísimo. Lo que me llamó la atención, más allá de la combinación de almendras y naranja, que me encanta, es que no tenía harina ni lácteos. Además, llevaba naranjas ENTERAS!  (las naranjas se hierven y una vez que están bien tiernas, se usa TODA LA NARANJA. No se saca ni la piel ni las semillas ni nada).

Hace pocos días me escribió una lectora, explicándome que el viernes pasado comenzó la pascua judía y durante 7 días su familia no debe comer alimentos derivados de cereales (trigo, avena, centeno, cebada, espelta) así que me pidió que publicara una receta que pudiera cocinarle a su familia… Entonces me acordé de la torta de Nigella. Como hay mucha gente en busca de recetas ricas sin harina, esta deliciosa torta es perfecta con o sin pascuas!

Es una torta facilísima de hacer (se hace en la licuadora) y queda súper húmeda y esponjosa (gran problema al hacer tortas sin harina o con sustitutos, ya que generalmente quedan secas y se desmigajan). Si no consiguen o no quieren comprar la harina de almendras,  pueden procesar Uds. mismos las almendras crudas en una procesadora junto con la 1/4 parte del azúcar que lleva la receta, hasta que estén lo más molidas posibles.

Ingredientes:

Para la torta:

  • 2 naranjas medianas
  • 1 taza de azúcar blanca o rubio
  • 200 grs de Harina de Almendras (2 tazas)
  • 1/4 taza maizena
  • 6 huevos
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 1 cucharadita polvo de hornear

DSC06307

Para el baño (pueden omitirlo):

1/2 taza de azúcar impalpable, cernida

Ralladura de 1/3 naranja aprox.

2 cucharadas de jugo de naranja

DSC06340.JPG

Procedimiento:

Lo primero que hay que hacer es poner a hervir bastante agua en una olla grande, lavar las naranjas y colocarlas dentro del agua hirviendo.

DSC06309

Dejar hervir aprox. 1 1/2 – 2 horas. No tienen que revolver ni hacer nada, sólo controlar que el agua no se evapore y queden las naranjas hirviendo en poca agua (yo tuve que agregar más agua hirviendo dos veces).

DSC06311

Están prontas cuando al pincharlas con un tenedor, la piel no ofrece resistencia y está bien tiernas. Lo que logramos al hervirlas tanto rato es quitarle el sabor amargo que tiene la naranja (ya que la vamos a utilizar entera).

DSC06315

Retirar y dejar enfriar a temperatura ambiente. Yo apuré el proceso, cortando las naranjas en trozos.

(¿ven lo tierna que está la piel y pulpa?)

Precalentar horno a 160 – 170°C (¡horno bajo!). Aceitar un molde de torta o budinera (yo usé mi molde de silicona favorito!).

DSC06333.JPG

Colocar las naranjas ya frías dentro de la jarra de la licuadora y licuar hasta que esté bien suave y sin grumos.

Agregar el azúcar, la vainilla y los huevos y licuar unos segundos más hasta que esté la mezcla bien homogénea.

DSC06327

Agregar la harina de almendras, la maizena y el polvo de hornear y licuar hasta que la mezcla esté suave y uniforme. Ayudar con una espátula si la harina de almendras no llegara a incorporarse bien.

DSC06331

Colocar dentro del molde y llevar al horno por aprox. 50 – 60 minutos o hasta que al pinchar con un palito, éste salga limpio.

DSC06338

Dejar enfriar bien y desmoldar.

Mezclar el azúcar impalpable con la ralladura y el jugo de naranja y volcar sobre la torta (fría).

DSC06356

¡Listo! Pronta para comer. (Les cuento que la torta dura perfecto en la heladera por unos 3-4 días. Al ser tan húmeda, no se seca y parece siempre recién hecha).

DSC06365

DSC06375

(¡miren esa porción de torta súper húmeda y de textura tan esponjosa!)

Presione enter para buscar o ESC para cerrar
A %d blogueros les gusta esto: