Figazza con Cebollas Caramelizadas

Recuerdo infinidad de viernes y sábados por la noche durante mi infancia y adolescencia, en los que cenábamos pizza casera.  Se hacía en una asadera grande, con masa gruesa, bastante salsa de tomate, cebolla y mozzarella. Lo que no recuerdo es que hubiera pizzas de masa fina como las que ahora vemos por todos lados. Para estar segura llamé a mi mamá y le pregunté qué receta de pizza hacía cuando éramos chicos… su respuesta fue: “La masa la hacía con la receta de scones del Crandon y la salsa casera, claro. En esa época no existía hacer pizzas finitas como ahora! Tampoco le poníamos tanta cosa por encima ni hojas verdes ni nada de eso…”.

Así comprobé que mi memoria no me había fallado.

Si bien adoraba el menú de esas noches, hoy busco otra cosa cuando quiero hacer pizza: masa fina y crocante, hojas verdes, diferentes quesos, verduras, etc. Es que, por lo menos en mi caso, la idea es no comer tanta harina y saborear lo que ponga encima y si es fresco y sano, mejor!

Me encanta hacer pizza casera, pero a veces no tengo ganas de amasar y hacer todo el proceso, por eso cada tanto compro esta mezcla de harina para pizza y la verdad es que quedan buenísimas! (es básicamente harina mezclada con levadura y un poquito de azúcar).

En este caso decidí hacer figazza que es una de mis favoritas y además, no hay que hacer salsa! La figazza es una variante de la pizza pero con cebolla y mozzarella, y sin salsa de tomate. Según lo que leí por ahí, también lleva morrón, pero decidí hacer mi propia versión y no incluirlo.

Esta versión lleva cebollas caramelizadas, mozzarella, parmesano y hierbas frescas. Digamos que es una versión “gourmet” de la típica figazza.

Ingredientes (para 1 figazza grande):

  • 1/2 paquete de mezcla de harina para pizza (o pueden usar su receta favorita de masa de pizza casera. Si no quieren o pueden comer harina de trigo, pueden hacer la masa de esta receta: Tarta con masa de arroz o con esta: pizza con masa de coliflor)
  • 150ml de agua tibia
  • 2 cucharadas de aceite de maíz o girasol u oliva
  • 1 cucharada de orégano seco
  • 4 cebollas medianas/chicas (o 1 paquete de cebolla precortada que venden en el super)
  • 1 cucharada de manteca
  • 1 cucharada de aceite de oliva (u otro)
  • 1 pizca de azúcar
  • 2 tazas de queso mozzarella (yo compré el que ya viene rallado que me simplifica mucho)
  • 1/2 taza de queso parmesano rallado
  • 1 puñado grande de orégano fresco

dsc01016

Procedimiento:

Para las cebollas caramelizadas: 

Colocar la manteca y aceite en una sartén a fuego fuerte hasta derretir y agregar las cebollas. Cocinar a fuego medio- fuerte por unos 5 minutos o hasta que estén transparentes. Agregar la pizca de azúcar, sal y seguir cocinando por unos 20 minutos a fuego medio – suave hasta que estén tiernas y doraditas. Enfriar y reservar.

Para la pizza:

Colocar la mitad de la bolsa de mezcla para pizza en un bowl grande.

dsc01024

Agregar agua, aceite y orégano, mezclar bien y pasar a la mesada.

Amasar bien por unos 3-4 minutos hasta que les quede una masa lisa y suave.

Dejar leudar (ideal en algún lugar que haga calorcito!) por unos 20 minutos, cubierto con film.

dsc01029

Pasar a la mesada y estirar con un palote (o botella) hasta lograr que quede un círculo (o la forma que le quieran dar) finito.

dsc01034

Pasar a una asadera o piedra para pizza, previamente aceitada (o pueden apoyar sobre papel manteca).

(yo le hice una especie de “repulgue” para que quede más linda)

Pincelar con aceite de oliva.

Hornear por aprox 20 min o hasta que esté dorada.

dsc01038

Para la cubierta:

Mezclar las cebollas caramelizadas (ya frías) con la mozzarella, el queso parmesano y el orégano fresco.

Colocar esta mezcla por encima de la masa de pizza y llevar al horno por unos 15 minutos más o hasta que la mozzarella esté derretida.

dsc01039

dsc01046

No saben qué bien queda esta pizza! Y para los que no les convence el sabor fuerte de la cebolla (como me pasa a mi), esta pizza es ideal ya que el sabor queda suave, dulzón y riquísimo!

dsc01050

dsc01044

9 comentarios en “Figazza con Cebollas Caramelizadas

  1. Riquísima!!! Quedo genial!! Lo único que fue muy poca agua para la masa, le tuve que poner más y debería haberle puesto un poco más! Pero no varió el sabor, solo quedo más seca y crocante!!! Gracias por la idea porque queda mucho más suave con la cebolla así!

    Me gusta

    1. Hola Gabriela!! si, a veces pasa que las harinas vienen distintas (a veces abrosrben más y a veces menos) por eso muchas veces hay que seguir instintos ja!
      Me alegro que te haya gustado!! a mi me encanta con las cebollas así!
      beso y gracias por comentar!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s