TARTA DE CALABAZA Y CEBOLLAS CARAMELIZADAS

¿Saben cuál es el secreto para hacer una buena tarta? un poco de imaginación (y a veces inspiración cuando están parados en frente a la sección de verduras con la mente en blanco)… simplemente eso.

¿No me digan que no es fácil hacer un tarta? hasta el menos amigo de la cocina seguramente puede hacer una. ¿Les da pereza hacer una masa casera o los amedrenta? no pasa nada, compran una hecha y listo. ¿No tienen ingredientes frescos? tampoco importa, unas latas de choclo o cualquier verdura congelada sirve (espinaca, brócoli, choclo, chauchas, etc). El resto es casi una fórmula: huevos, crema o leche, condimentos y listo. Todo lo extra que le quieran agregar (queso crema, queso rallado, hierbas, panceta, etc) va a sumar, claro, pero para sacar del apuro estos ingredientes básicos alcanzan.

Esta tarta lleva un poco más de trabajo que algunas otras, pero les aseguro que vale la pena el esfuerzo extra. Usé masa comprada (la que venden tipo «casera») ya que pocas veces hago masa casera en mi casa por falta de tiempo (o ganas je) así que pueden usar masa comprada o hacer su receta de masa casera, va a quedar rica de todas maneras ya que el relleno de esta tarta es la «vedette» jaja

Receta (rinde 10-12 porciones):

1 masa de tarta comprada o su receta favorita de masa de tarta salada

3 cucharadas  de aceite de oliva (para cocinar cebollas y para asar calabaza y zanahoria)

1 cucharada de manteca

600 – 700 grs de calabaza con piel

4 zanahorias medianas o 3 grandes

4 cebollas medianas (o un paquete de 400 – 500 grs de cebollas ya cortadas)

3 huevos grandes

1 taza crema doble (puede ser light o leche si la quieren más liviana, pero no les va a quedar tan suave)

1 cucharada de maicena (yo la uso para que liguen mejor los ingredientes y no moje la masa de la base)

Sal y Pimienta

1 pizca de azúcar (para ayudar al caramelizado de las cebollas)

Unas ramitas de orégano o tomillo

Precalentar horno a 180°C. Pelar la calabaza y las zanahorias y cortar en cubos o trozos de similar tamaño (de aprox. 2 x 2cm de lado) para que se cocinen parejos.

Colocar en un bowl y agregar 2 cucharadas de aceite de oliva, sal y pimienta a gusto y las hierbas frescas.

Revolver bien y poner en asadera y llevar al horno por unos 20-25 minutos (¿les suena esta técnica? es la misma que les enseñé con las Las Perfectas Papas al Horno. Sacar del horno, apagarlo y reservar.

Mientras la calabaza y las zanahorias están en el horno, pelar las cebollas y cortar en pluma (bien finitas).

Calentar la cucharada de aceite de oliva restantes con la cucharada de manteca y agregar la cebolla. Saltear a fuego medio – fuerte hasta que estén transparentes y agregar sal, pimienta y azúcar.

Bajar el fuego y seguir cocinando unos 25-30 minutos hasta que estén bien doraditas.

(para todos aquellos detallistas que las ven un tanto quemaditas, si, tienen razón, me distraje y se me quemaron apenas las del fondo, pero las dejé y quedo perfecto. Soy así, aventurera.)

En este momento ya deberían tener la calabaza y zanahorias asadas y tibias. Prender nuevamente el horno a 160 – 180°.

Las ponemos en un bowl junto con las cebollas ya caramelizadas, los huevos, la crema, sal y pimienta si consideran necesario y la maicena.

Mezclar bien pero suavemente para que no se rompan la calabaza y zanahoria que van a estar tiernas.

Ahora viene la parte divertida (bueno, ok, para mí, para el resto capaz no es tan divertido jaja).

Tomar la masa comprada o amasar la casera y forrar un molde de aprox. 28cm de diámetro pero dejando el sobrante hacia afuera, no cortamos nada, asi:

Si les sobra más y queda colgando hacia afuera no pasa nada, les va a quedar siempre lindo.

Colocar el relleno adentro de la masa y «volcar» la masa sobrante hacia adentro, como un paquetito.

Si tienen un pincel, lo mojan en el líquido del mismo relleno y pincelan la masa (si no tienen usen los dedos…lávenselos antes en lo posible, je). Esto es para que la masa quede bien doradita.

Una vez que prueban hacer la tarta así no van a querer volver al método tradicional del «repulgue» ya que queda tan linda y da menos trabajo.

Hornear por aprox. 30 minutos o hasta que esté bien doradita y vean que el huevo cuajó bien.

Listo ¡a comeeeeeeeeeeeerrrrrrrrrr!!

(¿no se les hace agua a la boca con estas fotos? a mi si y eso que ya la hice!)

Sabían que…

Pueden sustituir la calabaza y zanahoria por: sólo calabaza, sólo zanahoria, zucchini o zapallitos, berejenas, choclo, espinaca, brócoli o los vegetales que quieran o tengan, siguiendo siempre el mismo procedimiento que hicimos en esta receta con la calabaza y zanahoria (menos con el choclo y espinaca que no es necesario asar).

Presione enter para buscar o ESC para cerrar
A %d blogueros les gusta esto: