PESCADITOS DE QUESO

11412263_1598463120435851_3406908286279060999_n

Pescaditos, cuadraditos, redondeles, palitos… en fin, esta receta es tan versátil que pueden transformarla en lo que más les guste o tengan a mano. ¿Para niños? ¡Sí! ¿Para adultos? ¡También! ¿Para adolescentes hambrientos? ¡Obvio! ¿Tomé mucho café hoy? ¡Sí!

Esta receta surgió hace 1 año más o menos, buscando qué llevar al jardín para la merienda compartida para el cumple de mi hija. En el jardín no dejan llevar nada de comida chatarra, ni golosinas ni refrescos Cola, ni nada parecido. Como buena madre con un solo hijo en edad “escolar”, acato a rajatabla, obvio!  Además que nada más lindo que llevar cosas bien caseras y decoradas lo más lindas posible. Mi marido dice que soy una “chupamedias” de las maestras y que las otras mamás no me deben querer mucho… ¿será así? Ja ja puede ser.

Día a día en mi catering hago cosas ricas y lindas para decenas de niños que no conozco ¿no es lógico que quiera esmerarme para mis propias hijas? A mí me gusta y sé que a los niños también!

Como les estaba contando, el motivo del cumple era “bajo el mar” y encontré esta receta de pescaditos de queso (imitando los Gold Fish clásicos americanos).

Pueden usarlos para merienda compartida, para una “picada” con amigos (tal vez cortados en palitos, o de una forma más de “adultos”), para untar con lo que quieran, para usar como masa de tarta o de tarteletas… en fin, prueben esta receta y van a ver qué fácil que es de hacer y qué linda textura tiene. Yo uso queso cheddar (es el queso que acá venden como para hamburguesas… ese con el color anaranjado), que aunque no es como el cheddar americano, igual sirve perfecto y le da un color y textura perfecta.

También usé harina integral y harina blanca. Pueden usar sólo blanca y les van a quedar más «lisitos» y más crocantes, pero si están buscando que sean un poco más sanos, usar harina integral es la mejor opción (les van a quedar un poco más «texturados» y no tan crocantes).

En caso de que cocinen sin TACC, es una buena opción para sustituir harina blanca o integral por su mezcla de harinas permitidas/favoritas. Como siempre pasa, va a quedar un poco más seco y quebradizo que la receta original, pero el gusto va a ser riquísimo. Lo importante es hacer formitas chiquitas para que no se quiebren.

Si les queda cómodo, pueden hacer la receta y congelar la masa cruda envuelta en papel film y cuando la necesiten la dejan descongelar, amasan y hornean. ¡Facilísimo!

Ingredientes:

  • 50 gs de manteca fría
  • 3/4 taza harina (pueden usar mitad blanca y mitad harina integral si quieren)
  • ½ cucharadita sal fina
  • 1 ½ taza queso cheddar (o cualquier otro queso que quieran que sea bien sabroso tipo gruyere o colonia) rallado grueso (aprox. 150 gs)

*Pueden usar misma cantidad de mezcla de harinas sin TACC para versión sin gluten

Poner en el bowl de la procesadora todos los ingredientes y procesar en intervalos de 10 segundos hasta que la masa quede totalmente unida y se despegue de los bordes del recipiente.

Sacar del bowl, hacer un «bollo» (por favor SIN AMASAR) y llevar a la heladera por media hora mas o menos.

Precalentar horno a 160-170°C (no queremos horno muy caliente porque se hacen rapidísimo y se pueden quemar afuera y quedar crudos adentro).

Estirar de 3-4mm aprox. y cortar con el cortante que más les guste. Si no tienen cortante, pueden hacer bastoncitos que son bien fáciles de cortar con una cuchilla o con el cortante para pizza.

  

(como ven, ser puede usar cualquier cortante que tengan, en lo posible chiquito)

Hornear por aprox 15 minutos (si fuera sólo con harina blanca; si es mitad blanca y mitad integral, dejar unos 20-25 minutos a horno bajo). Dejar enfriar y guardar en un recipiente hermético (o comer!)

        

 

*Receta adaptada de smittenkitchen.com

Presione enter para buscar o ESC para cerrar
A %d blogueros les gusta esto: